De nada sirve vestirse de Chanel, cuando tu interior está vacío y sin color

Moda - Chanel

 

Bienvenido lect@r,

 

Menudo título para un post, ¿verdad?. Cuando empecé este maravilloso reto de compartir mis experiencias en un blog, esta frase me salió tan natural que decidí utilizarla como metáfora en mi web.

 

Y ¿a qué me dedico exactamente?

 

Es una pregunta que me hacen muy a menudo. Y no es fácil de explicar cuando no se conocen algunos términos o se confunden otros…

 

Antes de dedicarme al coaching, explotaba un don que no quería aceptar que lo tenía. Lo peor de todo, es que no lo disfrutaba. Lo hacía desde mi lado oscuro, con un cierto aire de soberbia, y aderezado con envidias hacia otras personas.

 

Este don venía acompañado de una impresionante falta de autoestima. La gente que me conoce desde hace tiempo pensará que es increíble, pero es así. Cuando te descubres por dentro, aparece el miedo a dejarme ver cómo soy al exterior, a dejar que me juzguen, a equivocarme…, y a un largo etc.

 

Estudié para ser asesora de imagen (personal shopper) y explotar ese don que tengo para combinar colores, texturas, tejidos y estilos. Pero no me llenaba. Es más, me causaba insatisfacción, falta de motivación, incluso he llegado a sentir vergüenza. Hoy comprendo qué era lo que a mí me hacía sentir todo esto.

 

Buscando una respuesta a esta insatisfacción y falta de motivación, y en mi afán por encontrar algo más allá de la imagen externa, me llevó a experimentar el auto-conocimiento con el Coaching de Imagen. 

 

Y lo que descubrí, me dejó desorientada. No solo por lo que era, sino porque estaba siendo consciente de todo ello casi sin darme cuenta.

 

Una parte importante de todo lo que he experimentado y descubierto es que siempre esperaba la aprobación o el permiso de alguien para realizar cualquier actividad que sea de cara al exterior. También la desaprobación. Buscaba que los demás también vieran esa parte que a mí no me gustaba, y así sentirme mejor, incluso acompañada.

 

¿Qué más destapa el auto-conocimiento?

 

Descubres no solo tus debilidades, también tus fortalezas, valores, cualidades y recursos. Soy cada vez más consciente de que el desarrollo y crecimiento personal es la clave para llevar a cabo todo lo que nos propongamos en la vida.

 

Comienzas a reflexionar sobre si encajas en tu entorno habitual. Si tus habilidades o dones te llevarán a otro nivel en tu entorno laboral. Si estás donde quieres estar. Y si tu estilo de vida es para ti una motivación…

 

Eres consciente también de tus movimientos corporales en según qué situación. Te das cuenta que la energía que hay en ti se mueve, se expande, lo absorbe también el entorno, y que tu trabajo interno es continuo.

 

Te valoras como persona, que es el primer paso para valorar y respetar a los demás, tal y como son.

 

Del 1 al 10. ¿Cuánto te valoras tu?

 

Este aprendizaje fue un punto de inflexión hacia dónde quería llevar mi futuro a partir de mi auto-conocimiento. ¡Fue una liberación!

 

«No es lo que te pongas, sino lo que proyectas»

 

 

En muchas ocasiones había pensado que la moda era superficial…

 

¿Quién era la superficial? 🙂

 

Hoy veo, con otras gafas, que la moda es un factor importante que nos facilita poder trasmitir nuestro interior a través de nuestros valores, de nuestro cuerpo, y utilizando los colores, las formas y tejidos de una manera consciente.

 

Cuando descubres tus colores, aprendes a ver lo que estas proyectando al exterior, explorando tu interior. También cómo puedes sacarle partido al color en favor de tus objetivos.

 

Experimentas lo que hablan de ti, de tu estado de ánimo, de tus emociones y estilo de vida , pero sobretodo de tus valores. La percepción de las tendencias también cambia. No solo es para actualizar tu vestuario, también lo es para proyectar tu interior.

 

…entonces, ¿a qué me dedico?

 

Moda-Chanel

Soy Coach de Imagen. Mi objetivo es ofrecerte un conjunto de herramientas que te faciliten potenciar tus habilidades, profundizando en el auto- conocimiento y la toma de conciencia de lo que eres y a dónde quieres llegar. Compartiré contigo pequeñas pautas para mejorar y realzar tu belleza interior, tu cuerpo y, por que no, tu vestuario.

 

Es importante contar con todo aquello con lo que te haga sentir y te produzca sensaciones de libertad, armonía y felicidad.

 

El resultado: Lograrás sacar de ti el mejor partido. Tu armario recobrará el equilibrio entre lo que eres y lo que proyectas. Descubrirás la belleza de, tu “YO” real.

 

¿Te atreves a experimentar tu propia liberación?

 

 

Gracias por leerme, y ¡hasta la próxima!